Adonde siempre vuelvo volando: Asia

En mi penúltimo viaje a Taiwán, hace bastantes años, volé con China Airlines, en esa ocasión viví mi primera experiencia en clase Business, tuve la suerte de ir en la planta superior del Jumbo, digo suerte porque allí suele haber más privacidad y tranquilidad, un lujo. El B747 no era muy nuevo, con asientos algo antiguos que no son totalmente reclinables, pero muy anchos y confortables, era una Business de las antiguas, pero el servicio y la atención de la tripulación un 10. Recuerdo un detalle en particular, el completísimo desayuno estilo taiwanés que servían era suculento, de restaurante. Lo mejor, nunca había visto unas azafatas tan agradables, oí que la compañía aérea formaba a sus auxiliares de vuelo con una metodología tan efectiva que las volvía capaces de transmitir una alegría genuina.

El último viaje a Taiwán lo hice en vuelos de la compañía Eva Air, desde España vía París a Taipei, en un B777, clase Elite, una especie de Turista Superior, y la tarifa muy correcta, a medio camino entre un billete Turista y Business. Me senté en primera fila de la cabina, el asiento y servicio nada tenía que envidiar a la Business de algunas aerolíneas. Año tras año, a diferencia de China Airlines, se encuentra entre los mejores en el ranking de las aerolíneas más seguras del mundo.

Aunque siempre me centro en los vuelos, no puedo dejar de señalar algunos hoteles de Taipei en los que me alojé, que no estaban nada mal: Westin Taipei, elegante, maravilloso, habitación confortable, “heavenly bed” de Westin – la cama literalmente te abraza :-). Pagaba la empresa, yo no me lo hubiera podido permitir. Otro hotel perfecto, de presupuesto medio, perfectamente ubicado cerca de la estación central, ideal para vacaciones, fue el Caesar Park hotel, tienen hasta planta para mujeres, diseño femenino y amenities ideales para las damas.

Si te ha gustado, comparte:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Deja un comentario