Asientos y servicio – esencia de una aerolínea tradicional

Todavía recuerdo mi primera entrevista de trabajo, hace muchos muchos años, para entrar en una aerolínea. Presumí ante el amable entrevistador de haber volado muchas veces la ruta Palma-Barcelona con ellos, supongo que para causar buena impresión, a lo que me preguntó qué opinaba sobre su servicio a bordo, mi respuesta fue: “el catering es muy repetitivo, siempre la misma caja de cacahuetes recubiertos de chocolate”, hablaba de un trayecto de media hora, ¡¡y esos cacahuetes eran gratis!! Fue un milagro que al final me cogieran para el trabajo, mi día de suerte supongo.

Ya trabajando dentro de la Compañía, pude comprobar lo ingenua que fui con la observación. Dentro de una aerolínea existe todo un departamento de servicio de a bordo que tiene que hacer una enorme labor para mantener la óptima relación calidad, coste, variedad y viabilidad del catering, según la aeronave y dependiendo de la ruta, entre otros muchos factores.

Soy la eterna fan de una buena calidad de servicio de las compañías full service, no de las low cost que tienen aviones de configuración única, sin clase ni servicio, y si hay, de pago. Una compañía tradicional, donde la configuración de los aviones varía dependiendo la ruta y según cada aerolínea, ofrece una sensación diferente en cuanto embarcas, o mejor, empiezas a notar la diferencia de servicio mucho antes de embarcar, incluso desde el momento en que realizas la reserva. Las clases de asiento/cabina más conocidas son: Turista/Económica, Turista Superior/Premium, Business, Primera etc., lo que conllevan diferentes servicios y comodidades, que pretenden hacer de tu vuelo una experiencia más placentera, o por lo menos más llevadera. ¡En algunos casos quizás no quieras ni bajar del avión por lo bien que te tratan!

avion-interior

Si te ha gustado, comparte:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Deja un comentario