Clase Business con Turkish Airlines

Turkish Airlines

Excelente experiencia de vuelo Barcelona-Osaka

Unos diez años atrás, a la gente viajera con cierta experiencia en vuelos, poco les decía el nombre de Turkish Airlines. Al oírlo, como mucho despertaba algo de reticencia, pero cuando se convirtió en el patrocinador del Barça, de pronto comenzó a despegar, nunca mejor dicho.

No esperaba mucho de su clase Business, pero resultó ser una grata sorpresa descubrir su calidad en mi viaje a Japón. Me quedé muy gratamente sorprendida por el servicio y la calidad de los asientos. Y eso que viajé con ellos antes de que empezaran a invertir y renovar fuertemente en la flota.

Mi ruta con la aerolínea fue Barcelona-Osaka, con escala en Estambul. La sala VIP en el aeropuerto de Ataturk tenía un diseño moderno mezclado con toques tradicionales, bastante espaciosa, con buena variedad de oferta gastronómica y suficiente espacio para el descanso. Mi vuelo de regreso coincidió con la hora punta de la sala y se notó algo de saturación, pero no excesivo. La Business del trayecto Barcelona – Estambul era correcta pero donde disfruté fue en el tramo largo Estambul – Osaka. El servicio es muy esmerado y atento, sobre todo de las auxiliares japonesas. A bordo ofrecían todo lo que se puede esperar de una clásica Business. El asiento estilo cocoon otorga sensación de privacidad y ofrece un buen descanso en horizontal. En el trayecto de regreso desde Osaka las azafatas pasaron por los asientos preguntando si queríamos sushi, cuánto me arrepentí de no tener apetito suficiente por haberme hinchado de chucherías antes de embarcar!!

 

Esperando en la Sala Vip en el aeropuerto Ataturk de Estambul

 

Asiento cómodo, pero la expresión lo dice todo: se terminaron las vacaciones…

Si te ha gustado, comparte:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Deja un comentario