El éxito del lujo oriental (Parte I)

Dice una frase del escritor Paulo Coelho: “El que está acostumbrado a viajar, sabe que siempre es necesario partir algún día”. Totalmente de acuerdo, así es como me he sentido siempre, pero cuando uno aterriza de pronto en un hotel donde puede sumergirse en un templo de relajación, sofisticación y entorno de ensueño, ¿quién quiere partir?

En bastantes países del Sudeste Asiático, la buena relación calidad-precio de los hoteles de lujo hace posible darse el capricho de vez en cuando. Hoteles de lujo hay muchos por el mundo, pero personalmente siento debilidad por los alojamientos estilo boutique de Asia, por lo detallista del servicio. Aquí solo voy a destacar unos hoteles de mis últimos dos viajes a Asia, con alguna opinión personal que espero te sirva de referencia, por si casualmente tienes pensado viajar a estos lugares: Huahin-Tailandia, Seminyak-Bali y Ubud-Bali.

Seminyak – Hu´u Villas

Villas de diseño. El loft de una habitación es muy espaciosa (175m2), está totalmente equipado con dos baños, una cocina, bonita piscina privada y zona de descanso. Cada mañana con una llamada te traen el desayuno, si bien suficiente, no está del todo a la altura en cuanto a variedad, pero el servicio de entrega es bueno. En general, lo que más me gusta es la estudiada ambientación: ipod, sistema de sonido Bose, iluminación, fragancias que realzan la sensación de confort, y cama king size muy cómoda (con servicio “turn down” incluyendo una cestita de dulces), así como un aire acondicionado silencioso y efectivo. El personal es atento y amable. Tiene un restaurante bastante bueno para no aburrirse del menú durante al menos dos o tres días, aunque es fácil encontrar alternativas por la zona. La ubicación es práctica para ir a pie a la playa, incluso al famoso Potato Head Beach Club si te gusta ver la puesta de sol en ambiente chill out.

Huahin – Cape Nidhra

Excelente ubicación en primera línea de playa, rodeado de mercado nocturno, tiendas, Spas de masaje, etc. También hay un centro comercial a dos minutos en tuk-tuk. Lo mejor fue poder disfrutar un día del fantástico Infinity pool sin ningún otro huésped, porque todos se escondieron en sus habitaciones al caer la lluvia monzónica, ja. Buen desayuno con productos frescos y de mucha calidad, y variedad suficiente para todos los gustos. Sky pool suite de diseño moderno y elegante, dos detalles: primero: el baño es grande, casi tanto como la habitación, me gustó la ducha efecto lluvia; segundo: la piscina privada en la terraza es pequeña, no da para nadar pero sí sofoca el calor.

Ubud – Anulekha Resort and Villa

Este establecimiento no debería entrar en la categoría de lujo, sus habitaciones son más bien sencillas, el complejo tiene poca oferta lúdica y la ubicación está algo apartada del centro, con servicio de traslado, pero si optas por una villa, no hay duda de que te sentirás “de lujo”, de hecho el servicio del personal lo es, y basta con mirar las fotos:

 

Si te ha gustado, comparte:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Deja un comentario