Viajero inteligente

passenger

¿Eres un viajero inteligente bien preparado para el trayecto? Nuestro amigo Guau sí 🙂

¿Y qué dirías de ella? Muy elegante sí, ¿pero viajará cómoda de Madrid a Hawaii con escala? Un vuelo largo en turista, largas caminatas y colas en los aeropuertos…

woman traveler
¿Vestida para viajar?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como os contaba desde los inicios de este blog, he viajado desde pequeña, y los vuelos largos siempre me incomodaban. De adulta, los vuelos de larga distancia donde me puedo permitir el lujo de viajar en Business no hay mayor problema, pero en muchos casos toca ir en Turista, lo que significa que días después de llegar al destino lejano todavía no me recupero de la paliza del vuelo.

Un día decidí que lo inteligente era poder disfrutar de los vuelos largos a pesar de las horas, los estrechos asientos, el aire seco en cabina etc., así que repasé todos los factores que con los años de viaje me han ayudado a sobrellevar esos vuelos. Te sorprendería lo diferente que puede llegar a ser el viaje solo con aplicar estos pequeños consejos.

Fórmula para un vuelo largo agradable:

  1. Maletas ultra-ligeras pero resistentes

Es importante que las maletas facturadas resistan los golpes pero no tienen porqué ser rígidas. Pasé de sentir que arrastraba mi casa entera con esas maletas resistentes y pesadas a ir como si deslizara o flotara por aeropuertos y estaciones, con las maletas ultra-ligeras que apenas pesan unos 3 kilos, con 4 ruedas que facilitan enormemente el manejo de tu equipaje en los desplazamientos. Elegiría la línea Curv de la marca Samsonite pero el precio es prohibitivo, en su lugar uso otra gran marca – Delsey, línea Helium Air, ¡una maravilla!

  1. Pases VIP en el aeropuerto

Los pases vip no solo son para viajeros en clase Business, en muchos aeropuertos existen salas donde pagando puedes acceder a una zona más tranquila, con suficientes asientos donde descansar antes de embarcar, mientras disfrutas de unos snacks. Hay algo llamado Priority Pass, que te permite usar salas VIP de aeropuertos en todo el mundo sin necesidad de realizar reservas previas.

  1. Kit a bordo

  • Sobra decirlo, pero ante todo: ropa holgada y calzado plano.
  • Para el molesto ruido de los motores en la cabina, llévate unos cascos “noise cancelling”, o bien disfruta de la música con ellos o sin música funcionando como tapones de oido, tendrás silencio y mejor descanso.
  • Lleva un neceser que contenga cepillo y pasta de dientes, líquido humectante ocular, spray/bruma facial, spray anti-encrespamiento para el cabello, y unos calcetines gruesos que no aprieten. Parece que son muchas cosas, cierto, pero en tamaño viaje todo cabe y lo vas a agradecer. Cepillarse los dientes refresca el aliento y te hace sentir más a gusto a lo largo del trayecto. La sequedad ocular y de la piel a bordo puede estar incomodándonos el trayecto sin que seamos conscientes, aplicar gotas humectantes para los ojos y bruma facial cada dos horas te hará sentir mucho mejor.
  • ¿Te cuesta conciliar el sueño a bordo? Utiliza uno de estos cojines de diseño inteligente: Woollip Travel Pillow o bien J-pillow Travel Pillow.
  1. Upgrading

Si has reservado para viajar en clase Turista pero no te importa pagar algo extra poco antes de la salida del vuelo para subir a clase superior, hay compañías aéreas que ofrecen esa opción directamente, o bien puedes probar suerte con Optiontown. En su web ofrece posibilidad de upgrading con varias aerolíneas por un módico suplemento.

¡A disfrutar del viaje y tu destino! ¿Qué tal al lejano oriente?

panel aeropuerto

Si te ha gustado, comparte:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Deja un comentario